miércoles, 12 de diciembre de 2012

Adjudicada

Buenas
Lo malo de que a uno le guste la cerámica es que, a veces (o casi siempre), se compra las macetas sin tener un uso definitivo para ellas. Pues en este caso no me ocurre así. Desde que vi la maceta, supe para qué árbol mío tenía. Además, con los trabajos de este año logré ganar bastante ramificación, pero el secón en septiembre ha hecho que pierda algo. De todas formas, sigue vivo, y al año que viene le toca trasplante y en vez de quedarse en la maceta que está (una de las que pone Japan) lo cambiaré a ésta. Se trata de una Syozan, hecha a mano.
Una posibilidad de frente. El esmalte "lloró" por las patas de manera diferente. A pesar de ese "fallo", es el que me más me gusta. 
El otro posible frente. Más simétrico.
Y la firma.
Saludos

1 comentario:

  1. Muy bonita. A mi también me gusta por donde a chorreado.

    Un saludo

    ResponderEliminar