martes, 16 de diciembre de 2014

Desde semilla, muchas perspectivas

Buenas
Hoy quiero hacer una entrada para los aficionados más noveles o, para aquellos que como yo, disfrutamos también haciendo bonsai desde semilla (o plantón). Casi todos mis árboles son de tamaño chuhin. Y como bien sabéis, deben exponerse con pequeños shohines. Como lo mejor es que sean de fruto, yo poquito a poco me voy haciendo con una buena colección de estos. Pero algunos los haré desde semilla y/o plantones. Hoy enseñaré un poquito el juego que da un pequeño manzano.
Malus sieboldii (o micromalus de manzana roja, pero no lo sé seguro). Hora de alambrar.
Cuando se inicia el cultivo de plantones para formar interesantes prebonsais, lo importante es dar curvas. Según el tamaño que se busca, más cerradas o menos. Los resultados no se buscan hoy, se buscarán en un futuro. Aquí podéis ver varios ángulos.

Posible moyogui. Con dos tirasavias para ir dando conicidad de forma paulatina. Si no queremos heridas grandes, no los podré dejar para el siguiente año.

Semicascada hacia la derecha. 

O semicascada hacia la izquierda.

¿O simplemente inclinado? 
Como veis, no es ahora momento de determinar un frente muy claro. El tiempo nos dirá cómo deberemos diseñar este árbol. Si bien es cierto que casi todos los shohines de acompañamiento son inclinados a un lado o semicascadas, por lo que hacer curvas en el tachiagari fuertes suele ser buena ide. 
Saludos